Maduro posa con la camiseta del Sevilla