Del Nido pone firmes a los Biris