Así vivió Sergio Ramos el partido ante el Valladolid