El seleccionador croata libera a Modric y a Rakitic del amistoso frente a Estonia