Las razones por las que La Roja está sin chispa: cuatro tiros a puerta ante Rumanía