¿Ha perdido Diego Costa el tren de La Roja?