Álvaro Morata dedica su gol a Suecia a Miguel Ángel, un niño de Málaga de la Fundación Pequeño Deseo