A Luis Enrique no se le borra la sonrisa en su nueva etapa: cercanía con sus jugadores y con la prensa