De la llegada de Mourinho a la del iPad: así era la España que ganó el Mundial