Del gol que pudo ser remontada histórica, al gol de la puntilla de Serbia (1-2)