Amorebieta, el patrón de la Vinotinto