Xabi Alonso dio el único susto en Guinea