Villa y Llorente, un escaparate de lujo