Titular y tutor, el doble cometido de Iker Casillas en la selección española