Sergio Ramos y Diego Costa tienen muy buen rollo con la Selección Española