Sergio Ramos revoluciona la grada de Malabo por una camiseta