Los ‘nuevos’ piden paso en La Roja