Morata pide paso en La Rojita