Maldini analiza a los checos