Locura en Guinea por llevarse el pantalón de Iniesta tras el partido