Sevilla, el talismán de La Roja: una ciudad volcada en su equipo