Kayembe tardó poco en marcar distancias para Bélgica tras el gol de Munir