Jordi Alba, la novedad de Del Bosque