Iniesta y Casillas, ante el recuerdo del día que fuimos campeones del mundo