Iker Casillas, aclamado en el Reino de León durante el entrenamiento de la Roja