Piqué sufrió pitos de la afición en Balaídos durante el entrenamiento de España