Gerard Piqué es uno de los nuestros