Inglaterra-España, más que un amistoso