¿Cómo es el 'escondite' de Francia?