Locura en Asturias con La Roja en un partido transcendental camino de la Eurocopa