Cesc Fábregas coge la batuta de La Roja en su mejor momento