Del Bosque vuelve a sacar su mano izquierda para calmar los ánimos en La Roja