Arbeloa y Piqué, tensión en el gol de Finlandia