Los anillos de seguridad del Clásico: cacheos, detector de metales y 2.500 efectivos