Las 15.000 horas que Sandro Rosell pasó entre rejas hasta quedar absuelto