La afición rojiblanca está eufórica: "¡Saúl enseña a Cristiano a hacer chilenas!"