Así robaron los ultras polacos la bandera del Sevilla: una enemistad que viene de lejos