¡Por una rivalidad sana! Los incidentes que ojalá nunca se repitan en un Betis-Sevilla