¿Y si se repite un 'caso Figo' con Neymar?