La remontada del Villareal tuvo un gran protagonista: Pato se ganó el apoyo de la afición