La mala relación de Ramos con el Madrid disparan las opciones de su llegada al United