Reina, 'azafato' de la selección