El drama de los refugiados también alcanza al fútbol: la exportera de Gambia se ahoga al intentar cruzar el Mediterráneo en patera