Han recibido 320 goles en 17 partidos pero no se rinden: “¡Vamos a seguir jugando!”