Euforia contenida entre los jugadores de la Real Sociedad