La Real Sociedad se lo pasa en grande en Los Pirineos