Gero Rulli salva a la Real Sociedad en la primera parte con dos paradones