Un resumen de lo difícil que es ser el pelo de Sergio Ramos