Benítez confirma a Cuatro que da vueltas en el banquillo para que no le leamos los labios