El lío bajo palos en la portería del Madrid termina con la salida de Diego López